25 Ιουνίου 2018

Presentación del libro La Historia me Absolverá en Atenas


Atenas, 24 de junio. En el local de la Asociación de arqueólogos griegos en la ciudad de Atenas, Grecia, se realizó la presentación del Libro La Historia me absolverá . El evento comenzó con las palabras de Loukia Konstantinou a nombre de la Asociación Cultural Jose Marti de solidaridad con Cuba.

El libro que se presenta hoy es el alegato de Fidel Castro, como principal acusado, en el juicio por el asalto de Movimiento 26 de julio al Cuartel Moncada. Incluye además, un fragmento del informe central que presentó Fidel en el 1er Congreso del Partido Comunista de Cuba, en 1975. Es decir, 22 años después, y mientras la Revolución ya había transcurrido una gran parte de su victoriosa trayectoria.


No voy a mencionar los hechos historicos que ha expuesto en su alegato Fidel, tampoco las razones que conducieron al asalto al Cuartel Moncada. Se van a referir en estos los demás oradores. Yo quería, sobre todo, destacar algunos aspectos sobre la importancia de este libro. Aunque sea un libro histórico, al mismo tiempo constituye un intrumento metodológico. En sus páginas se despliegue el concepto de la acción y del pensamiento de la Revolución cubana, los cuales pudieron dirigir una lucha de liberación nacional contra la dictadura de Batista, y convertirla en una lucha de liberación social. Una revolución “de los humildes, por los humildes y para los humildes”.

En primer lugar, este alegato de Fidel constituyó el fundamento, el primer programa de la Revolución cubana y de su continuidad histórica de hoy.

Fidel en su alegato hace 3 cosas y con estas, de una manera sencilla y muy natural, logra aunar el pasado, el presente y el futuro revolucionario de la lucha por la liberación nacional frente a la bestia imperialista. Logra también, sembrar las semillas en la conciencia del pueblo por la evolución de esta lucha, a una lucha por la plena liberación social del ser humano.
  1. Denomina a José Martí, como “autor intelectual” del asalto. Cuyo nombre estaba vinculado con las luchas de la independencia contra la colonización española. Una independncia donde el poder nuevo imperialista del norte que iba surgiendo en esta época, consiguió arrebatarla de entre las manos de los revolucionarios cubanos. De esa manera, Fidel hace la conexión entre el pasado revolucionario y el legado de Martí y el presente de la lucha, frente a la dictadura y el yugo imperialista.
  2. Expone la realidad política de la época y la situación en la que se encontraba el pueblo. Plantea los problemas que atormentaban la sociedad cubana, por las que el gobierno revolucionario iba a instituir una serie de leyes. Mencionaré en breve los 6 puntos : el problema de la tierra, el problema de la industrialización, el problema de la vivienda, el problema del desempleo, el problema de la educación y el problema de la salud del pueblo. Adicionalmente, anuncia las primeras cinco leyes revolucionarias del Estado, entre ellas la instauración de la Constitución de1940. Todo lo anterior referido, y más leyes y medidas sobre la reforma agraria y la plena transformación del sistema de la educación y la nacionalización de la empresa electrica y telefónica, así como la instauración de la libertad civil y la democracia política, iban a constituir las primeras medidas del gobierno revolucionario. Así, plantea las más mínimas demandas que podrían unir a todo el pueblo.
  3. Pero Fidel hace algo más. Hace algo que muestra tanto la orientación de la Revolución, como el tema de la unidad, a la vez. Define el sentido de la palabra “pueblo” con mucha claridad, al citar: “Cuando hablamos de pueblo no entendemos por tal a los sectores acomodados y conservadores de la nación, a los que viene bien cualquier régimen de opresión (...). Entendemos por pueblo, cuando hablamos de lucha, la gran masa irredenta (...). La que anhela una patria mejor, más digna y más justa”. Pero no se queda sólo en esto, sino determina la palabra con más análisis y cita: “Nosotros llamamos pueblo, a los 600.000 cubanos que están sin trabajo, a los 500.000 obreros del campo que trabajan 4 meses al año, a los 400.000 obreros industriales y braceros cuyos retiros, todos, están desfalcados, a los 100.000 agricultores pequeños que trabajan una tierra que no es suya, a los 30.000 maestros y profesores que tan mal se les paga, a los 20.000 comerciantes pequeños abrumados de deudas, a los 10.000 profesionales jovenes, médicos, abogados, ingenieros, pintores etc., que salen de las aulas con sus títulos para encontrarse con todas las puertas cerradas...”. Esta descripción de pueblo es profundamente clasista y a la vez unificadora de la lucha del pueblo.

Por tanto, desde entonces el liderazgo de la Revolución tenía muy claro el propósito de la lucha. Fernando Martínez Heredia, antes de fallecer, en su último artículo en la revista Cuba Socialista, lo que pueden buscar  traducido en el blog Prensa Rebelde  bajo el título “Claves del anticapitalismo y antimperialismo, hoy” se refiere a 13 puntos considerados como enseñanza y legado de Fidel, útiles para cada revolucionario. Cito algunos: Fidel “parte de lo imposible y lo impensable para convertirlos en posibilidades, mediante la práctica consciente y organizada, así como el pensamiento crítico. Jamás acepta la derrota”. Muestra “determinación de luchar en todas las situaciones”. Es un requisito “la comunicación siempre con el ser humano y las masas, en lo cotidiano. Crea los instrumentos y los protagonistas. Y, por supuesto, el gran logro cubano, une la liberación nacional a la revolución socialista”. Es por eso que el pueblo, se puso de parte de Fidel mucho antes de las dirigencias políticas que tomaron parte en la lucha.

El propio Fidel, en el fragmento del informe en el 1er Congreso del Partido Comunista de Cuba, cita : “El asalto al cuartel Moncada trazó el camino y creó las condiciones para la constitución de un programa de liberación nacional que abrió la puerta al socialismo. Sin el ataque al cuartel Moncada no hubieramos logrago la victoria de 1959 y sin el 1868 y 1895 Cuba no hubiera sido hoy independiente, tampoco el primer país socialista de América”. “En cada etapa, se anunciaban aquellos objetivos para los que el movimiento revolucionario y el pueblo ya habían adquirido la madurez pertinente”.

Por lo tanto, entramos en el proceso de volver a traducir y lanzar este libro. En las condiciones que vivimos hoy, que son condiciones de crisis ética y moral y de desmantelamiento de las fuerzas populares, este libro está vigente. Nos da el concepto de la lucha y de la necesidad de concentración de fuerzas. En pocas palabras, nos da el concepto de la Revolución. Un concepto que sigue siendo vivo en el pueblo y el gobierno revolucionario de Cuba.

Todo esto no es una historia del pasado, Cuba, hasta hoy, sigue recibiendo la agresión del imperialismo por todos los frentes. El bloqueo criminal continua intacto y Cuba sigue en la lucha de resistencia y de su supervivencia en el trayecto que ella misma ha escogido. Y si, un movimiento de solidaridad muy amplio la ha apoyado y continua apoyándola hoy, es porque Cuba ha aplicado el mismo concepto de la Revolución que es “el hombre en el epicentro”, en la solidaridad internacionalista que brinda en muchas partes del mundo. 

Voy a concluir con las palabras de José Mujica en una entrevista que dió el 26 de mayo: “Cuba es un gesto de solidaridad inconmesurable, pero por otro lado es como una acusación a lo que podría hacer solidariamente el mundo rico y no lo hace”..”si otros paises tuvieran, con los recursos que poseen, la voluntad política que tuvo Cuba”.